ICG  Instituto de Ciencias  del Grafismo /Seminario sobre grafopsicología de la firma / Tema 10

 

 

TERCERA PARTE 

PARTICULARIDADES Y SIMBOLISMO EN LA FIRMA-RÚBRICA

 

 

 

VALORACIÓN GENERAL DE LA RÚBRICA

 

 

La rúbrica  en latin “rubrum”  (atavismo producto de la simplificación de las palabras: scripsit, firmavit, recognovit, es todavía normal en España pero no en los países de influencia anglosajona). Esta reminiscencia cultural hace que muchas personas en nuestro país, en vez de ejecutar una firma, en el sentido de escribir su nombre y/o apellidos plasmen únicamente un dibujo rubrical sin texto, o bien firmen con texto y también rubriquen, lo cual puede restar elementos grafonómicos importantes en rúbricas meramente simplificadas y por otra parte incorporar otros elementos de tipo simbólico por la proyección en las zonas gráficas adecuadamente relacionadas con la grafopsicoogía por Max Pulver o por la propia configuración artística a modo de test del garabato donde gana protagonismo el signo por su esencia estructural, curva, ángulo, posición, interacción.

 

En pericia caligráfica judicial, ante casos de firmas inventadas, sugerimos a la Administración de Justicia que en el “cuerpo de escritura” al que debería someterse el posible sospechoso, una vez realizado el texto al dictado y firmas varias, se le indicara que rellenara otro folio con garabatos. Dicho sistema ha resultado muy efectivo para la identificación ya que existe esquemas o una especie de mapa cartográfico grabado que cuesta mucho de desvincularlo del subconsciente, claro está a menos de el autor sea un grafólogo, pues ya sabe lo que va a examinar otro grafólogo, por ello nuestra teoría, en contraposición a otros compañeros (en este caso del propio Prof. Jaime Tutusaus, coautor de este seminario), es de que el Grafólogo igual que el especialista en Rorschach, tiene la grafonomía y sus interpretaciones psicológicas suficientemente asumidas a nivel inconsciente que muy posiblemente su escritura esté también “inconscientemente” modificada y si es de apariencia positiva, no sea suficientemente válida para un análisis grafopsicológico.

  

Rúbrica simplificada: Confianza en sí mismo. Naturalidad. Sencillez. Serenidad. La sobriedad en la rúbrica indica generalmente seguridad, conciencia de la propia capacidad y presentación social natural (o desprejuiciada).

 

Rúbrica complicada: Sobrevaloración de sí mismo. Afectación histeroide Autoprotección. Malas intenciones. Intriga. Cons­pi­ración. Angustia. Alienación. Fobias. El exceso de rúbrica implica cierta medida de intriga para convencer o entrometimiento lesivo.

 

 

RÚBRICA ENVOLVENTE

La firma está rodeada por un círculo protector. Algunos aluden a que la firma está en estado fetal.

Esta manifestación gráfica depende bastante de la personalidad en que se de. Su valoración no es siempre fácil (simbólicamente presenta similitudes con los óvalos aplanados “dodues”):

Egoísmo familiar. Fijación en la madre. Posible evitación de conflicto con el padre. Necesidad de quedarse en casa o en el lugar que se tiene como “seguro”.

 

Posesividad infantil, pasiva. Búsqueda de protección (de aquí la dependencia materna). Dificultad para conseguir la autonomía. Espíritu subalterno. Posibles derivaciones de tipo autístico y también de tipo regresivo.

 

Defensa de la intimidad. Sentimiento íntimo de inferioridad. Necesidad de aferrarse a un ambiente seguro. El sujeto se esconde porque tiene algo que reprocharse (Cobbaert).

 

Defensa del ambiente exterior. Sentimiento de persecución. Suspicacia; está siempre alerta. Miedo a que se descubra su propia pequeñez, a veces en un intento de supercompensación exterior que podría hacer pensar en “delirios de grandeza”. Protección contra peligros exteriores.

 

Distancia por temor e inseguridad íntima, Poca comunicatividad. Rechazo de la vida social. Posibles síntomas del esquizoidismo. Inabordable.

 

En general, demuestra aislamiento de los demás que no excluye la necesidad de afecto. Ansia de libertad frenada por la dependencia materna, la inseguridad y el egoísmo. Imposición de sus deseos de niño mimado en un ambiente íntimo. Conservación infantil de lo propio. No admisión de intromisiones ajenas. El sujeto pone barreras contra lo inesperado. También hay casos en que podríamos aplicar la interpretación de Pulver: Acusa a los demás porque no sabe quién puede perseguirle. En el fondo subyace un sentimiento de inadecuación, que provoca ansiedad, preocupación de tipo  obsesivo. Misoginia o distancia en la comunicación con la pareja. En ocasiones el sujeto responde con una autoprotección neurótica contra temores y ansiedades en forma de supers­ticiones, o con la búsqueda de compensación con juego,  ritos mágicos, etc.

 

 

RÚBRICA QUE TACHA LA FIRMA

En el mejor de los casos: Autorreproche. Autocrítica. Perfectismo; deseo de superación de tipo obsesivo, si bien el

Super-Ego acusador es básicamente el responsable de los sentimientos inconscientes de autolimitación. Situación

apurada.

Sentimiento de haber sufrido alguna disminu­ción (C. Muñoz E.) Disforia: intranquilidad, preocupación. Rebelión

(parte de agresividad contra otros (Marne).

El sujeto puede cuidar de sí mismo y de los demás y no lo hace.

           

Psicoanalíticamente se origina en el "temor a ser atacado por los padres" (culpabilidad agresiva por conflicto agresivo con la instancia paterna). Sentimiento de infe­rioridad y de indignidad. Mecanismo de censura y negación.

 

Para R. Crepy, esta modalidad de firma podría representar a la persona "desafortunada" que ha heredado atavismos, handicaps y sentimientos de cul­pabilidad y que  (sin saberlo) podría hacer lo necesario para fracasar.

 

Como mínimo, la persona está descontenta de sí misma y en grado leve puede únicamente ser reflejo de una necesidad de cambiar por no gustarse, pero en el peor de los casos también podría constituir el reflejo de un posible Guión de “Perdedor” (Análisis Transaccional) o guión autodestructivo así como la tendencia inconsciente a accidentarse o provocar accidentes. Este tema y más de 25 muestras gráficas quedan expuestos en el Capítulo XII de la obra Psicodiagnostico por la Escritura, Grafoanálisis Transaccional, Ed. Herder, Barcelona, 1999.

En términos generales caben alguna o algunas de las siguientes posibilidades de interpretación: inadaptación. Inmadurez. Insatisfacción y descontento de sí. Deseo de superar ciertos “handicaps”. Inseguridad; cree que lo que piensan los demás es superior. Incompatibilidad con el ambiente familiar que le aparta de los demás, ¿problemas con el padre? Descuido de sí mismo.

En el caso de que en vez de ser tachado por la rúbrica se tacha con el apellido o la inicial del mismo, podríamos encontrarnos con una problemática familiar asumida; posiblemente una idea de anulación que produce el padre, o la madre, o, ambos como en el caso de una carta de una persona que se suicidó y en cuya firma la inicial del padre tachaba el nombre y la de la madre tachaba el padre (tal como ocurría en la infancia del sujeto) el diagnóstico completo puede verse en: Pericia Caligráfica Judicial, Práctica, casos y modelos, Ed. Herder, Barcelona, 2001.

 

RÚBRICA EN “RAILES” (firma entre raíles) 

Espíritu de dominio (C.Jamin). Aislamiento de los inoportunos (R.Trillat). "Fortificación" Búsqueda de puntos de apoyo y barreras protectoras para no desviarse de sus propósitos y perseverar en ellos. Avance inflexible y unilateral hacia las metas.

 

En general demuestra el deseo de seguir una línea de conducta estricta. Búsqueda de seguridad (necesidad de garantías tanto en el plano social como material). Autoprotección para evitar interferencias (secretismo). Seguimiento de normas para alcanzar objetivos (especialización). Este tipo de firma, normalmente en dirección ascendente, las hemos encontrado durante bastantes años en miembros de la Fuerzas Armadas, especialmente en el Cuerpo de la Guardia Civil (actualmente ya no tanto), en dichos casos por lo general la interpretación  sintetizada y genérica se correspondería aproximadamente a lo siguiente: Directriz asumida y disciplinada hacia los objetivos, el reglamento, las metas propuestas y establecidas, sin salirse de lo marcado como “correcto”; se sacrifican otras cuestiones, ideas, posibilidades, para ceñirse a lo realmente importante en un sentido de adaptación sin discusiones a las reglas del Estamento que se han idealizado hasta el punto de que no son discutidas, en todo caso serán impuestas a los demás y podrá también aparecer un sentimiento de “exclusivismo” por “clase” que el sujeto siente como dignificador de su rol respecto al resto y justificativo de su actividad (la jerarquización de valores está claramente estratificada de forma inquebrantable).

 

PUNTO TRAS LA FIRMA-RÚBRICA

Prudencia verificadora. Desconfianza ante el porvenir. Puntualización mediante la última palabra dicha a causa de la propia desconfianza. Puntualización de las obligaciones de los demás y las propias. Saber poner fin a  una conversación sin ser hiriente. Mecanismo de anulación de lo hecho o dicho no dando lugar a las críticas o réplicas ajenas. Para Marne representaría también la preocupación (dificultad) al escoger nuevas amistades.  En Grafopatología la tendencia al deseo de acabar podría potenciar las tendencias suicidas. Pesimismo que mueve al sujeto a tomar precauciones y hacer las cosas con cierto perfectismo. También en el peor de los casos podría representar la dificultad para “aguantar más” y la necesidad de poner punto y final, así como el cansancio vital.

 

PUNTO Y RAYA

Algún grafólogo lo denominó el “rasgo del Procurador” por la interpretación de desconfianza propia y necesaria en la profesión de procurador. El punto y raya es una doble muralla, supone una separación expresa y matizada, una necesidad de concretar, situar, poner cada cosa en su sitio con orden específico, propio de la responsabilidad en la gestión judicial de términos, plazos y notificaciones.

 

RÚBRICA EN ZIG-ZAG

Astucia para alcanzar las metas y situarse. Vindicatividad. Entusiasmo. Criterios volubles.

 

RÚBRICA EN ZIG-ZAG “HACIA ABAJO”

Coraje. Réplicas fulgurantes. Humor pasional.

 

RÚBRICA CON TRAZO FINAL DESCENDENTE EN VERTICAL

Como cualquier predominio del “eje vertical” es propia del “Padre Crítico” (Análisis Transaccional), en el sentido más constructivo podríamos hablar de la potenciación en la capacidad de afirmación en una acción decidida, la autoafirmación propia de la independencia, incluso la actividad concreta y práctica, pero en el sentido más perjudicial (caso de potenciar otras características del “Padre Crítico”): Capacidad de defensa y ataque (polémica). Rechazo de ideas ajenas y defensa de la ideas propias (Simón). Autoridad incontestable (no soporta la desobediencia o la réplica).

En general,  predomina la defensa de ideas y realizaciones concretas. Capacidad de lucha y mando exigente. Coraje en las afirmaciones con capacidad de contrarréplica. Deseo de comunicar las convicciones y sin importarle lo que puedan decir los demás.

 

RÚBRICA QUE SUBRAYA EN LA PARTE SUPERIOR

Protección contra las ideas ajenas y ocultación de las propias. Protección contra alguna "fuerza superior temible".

 

RÚBRICA QUE SUBRAYA POR DEBAJO DE LA FIRMA

Deseo de reconocimiento y consideración. Gusto por mostrar a otros las propias capacidades. Confianza en sí mismo. Expresión de afirma­ción y dinamismo. Determinación realista. Sentimiento interno del propio valer. Búsqueda del aplauso de los demás.

 

Autocontrol de la instintividad. Compensación autoestima insuficiente. Deseo de ser notado Deseo de resaltar la personalidad.

(Las significaciones son más positivas si el subrayado es más breve y firme).

 

 

SUBRAYADO DOBLE

Orgullo de la persona todavía poco evolucionada. Necesidad de dar excesiva importancia a lo que se dice o hace. Sentimiento de impotencia o fracaso. Deseo de imponer las propias ideas. Deseo de que los demás reco­nozcan los propios méritos, en forma imperiosa. Deseo obsesivo de tener ra­zón.

 

 

SUBRAYADO SIMPLE ALEJADO DE LA FIRMA

Independencia. Orgullo altanero. Desdén. "Admiradme pero no me toquéis". Orgullo de casta.

  

RÚBRICA CON ÁNGULOS APUNTANDO A LA IZQUIERDA

El ángulo es “pinchante”, agresivo, produce un corte, se además aplicamos la simbología del espacio de Max Pulver situaremos dicho elemento hiriente dirigido a la zona del origen, los progenitores, el nacimiento, el propio Yo que viene del pasado. Posibilidad de autoagresión (descuido en lo que toma, bebe, etc) Autocrítica y fuerte responsabilización. Actuación en contra de sí mismo. Resentimiento manifestado astutamente. Problemática intrafamiliar (posible problema con la madre o los progenitores).

 

RÚBRICA EN CÍRCULO INICIAL BÁSICAMENTE

En el mejor de los casos estaríamos ante una simpatía protocolaria que intenta agradar en los primeros contactos. Algún ejemplo lo constituiría  el personaje que habla mucho y trabaja poco. ahora bien, el abuso o desproporción junto a un grafismo predominantemente negativo nos llevaría a las exageraciones insinceras, promesas falaces, charlatanismo, fatuidad. "Bluff". En casos extremos, y desde el punto de vista criminológico:  posible tendencia a la estafa. En la firma de Luis Roldán aparecía este tipo de globo inicial.

 

 

 

RÚBRICA EN ESPIRAL ESTRECHA O EMBROLLADA 

Ideas fijas u obsesivas. Astucia complicada o habi­lidad práctica para complicar las

cosas y enredar  (Rochetal). Necesidad de vivir en un mundo pecu­liar, imaginativo

 

 

 

RÚBRICA EN “BOCA DE LOBO” EN FORMA DE “C”

Actividad comercial. Voluntad de poder. Tenacidad (Crepy). Reserva (C. Jamin).

Astucia (C. Muñoz Espinalt).

 

 

RÚBRICA EN “BOCA DE LOBO” EN FORMA DE “C” AL REVÉS

Conservadurismo egoísta. Apego a lo propio (familia, tierra, etc.). El sujeto se cierra

en su pequeña casa.

 

 

IDEM ANTERIOR PERO CON ÁNGULO A LA DERECHA

Defensa de la intrusión de los de fuera (desconocidos, extranjeros, etc.).

Desconfianza.

 

 

RÚBRICA PROTECTORA EN PARTE SUPERIOR 

Exclusivismo en el pensamiento. Deseo de pasar desapercibido intelectualmente.

Deseo de cubrirse; gran timidez. Ideas extrañas o anticonformistas. Actitudes

insolentes. Vo­luntad de limitar la imaginación. Protección de la intimidad para evi­tar

problemas

 

 

RÚBRICA EN LAZO

En forma de "x" abierta a la izquierda:  Espontaneidad con los ínti­mos, pero

torturado o simplista con

los demás.

 

En forma de "x" abierta a la derecha: Facilidad de contactos. Expre­sividad dúctil.

 

 

RÚBRICA CON UNO O DOS TILDES QUE CORTAN LA LÍNEA 

Habilidad para las relacio­nes humanas. Detallismo inútil. "Querer cortar la relación

con la madre" (Escriche).

 

EL SIMBOLISMO DE LAS FORMAS EN  LA FIRMA-RÚBRICA.

En la introducción ya apuntamos que el simbolismo ayuda en la didáctica del método geométrico-estructural en la especialidad de Pericia Caligráfica Judicial, en la obra: Pericia Caligráfica Judicial, Práctica, casos y modelos, Ed. Herder, Barcelona 2001 exponemos algún caso en este sentido (ver por ejemplo en pág. 159 de la mencionada obra).

Hay grafismos que,- de alguna manera,- reproducen inconscientemente,- algunas particularidades de la profesión o de la actividad con la cual se identifican. A veces es difícil captar el simbolismo,.pero algunos quedan más o menos claros. Por ejemplo: La fig. 43 corresponde al famoso cirujano Dr. Pérez Rosales. En ciertos movimientos pueden verse las agujas curvas y los puntos de sutura. 

También Mª Rosa Panadés recopiló un buen muestrario de firmas de médicos que coincidían en este sentido. No siempre las firmas de médicos cirujanos observan este tipo de simbolismo, ahora bien, sé es fácil encontrar fluidez, velocidad, movimientos dinámicos con expansión y habitualmente acerados o “cortantes”.

En la figura 44 una alumna nuestra (de Don Augusto Vels) veía las notas musicales. Este es el grafismo del maestro Jacinto Guerrero, que contribuyó como pocos a popularizar la zarzuela. Es el autor de "El huésped del sevillano", 'Los gavilanes", "La rosa del azafrán", "Las lagarteranas" y muchas otras zarzuelas populares.

Finalmente, la fig. 45 tiene cierto aire con un escuadrón de caballería lanzado a todo galope sobre el enemigo. Es el grafismo de Napoleón.

También se oye hablar mucho en grafología sobre firmas de aviadores y de marinos, algunas de dichas firmas clásicas se vienen reproduciendo actualmente en textos de insignificante calidad. Recomendamos ir directamente a las fuentes o en este caso consultar la magnífica obra: El Alma y la Escritura, de Ania Teillard, Paraninfo, 1974, aparecen dos firmas de esta modalidad simbólica  (Símbolo de barco y escritura del aviador Pègoud, pag. 155) interpretadas por el grafólogo vienés Schermann.

 

 

FIRMAS SIMBÓLICAS Y GUIONES PSICOLÓGICOS *

  

Siempre aparece algún grafólogo que concede una extraordinaria importancia a la firma, atribuyendo incluso manifestaciones expresivas de la profesión, aficiones o características muy personales del autor por rasgos de la rúbrica; ello a pesar de que es cierto que en algunos casos sucede, también se explica por la propia importancia que el personaje trata de comunicar a lo que realmente le interesa, le ilusiona y quiere que forme parte de él o le defina; es como el escudo, el mensaje de la camiseta, su estandarte; por ello no es de extrañar que veamos firmas de gimnastas con rasgos que simulan unas paralelas, unas anillas, pesas, todo ello combinado con el movimiento y la fuerza, o bien a tenistas que en la rúbrica parecen adivinarse raquetas de tenis, músicos con notas, claves de sol, instrumentos, cirujanos con formas de sierra en dinamismo, puntos de sutura como si cosieran el enfermo (el propio Vels tiene ejemplos apreciables, ver la obra: Escritura y Personalidad, Ed. Herder, 1991), también lo hemos comprobado en criminología con los “puñales” o trazos punzantes y agresivos de algunos criminales, las rejas de algunos expresidiarios, las formas de insecto de algunos perdedores o que se consideran miserables, el dibujo de órganos sexuales como obsesión o por pulsión instintiva, etc.

 

Lo anterior no puede afirmarse científicamente por el momento ya que no existe la suficiente estadística y por otra parte como en toda proyección existen demasiados elementos y circunstancias a considerar; por ello, reconocidos profesores sugieren siempre una gran prudencia en las interpretaciones simbólicas ya que pueden conducir muy fácilmente a error. Por supuesto, no debe elaborarse nunca un diagnóstico únicamente por la firma, debe tenerse en cuenta el texto para conocer el grado de homogeneidad y relación entre texto y firma tal como propone A.Vels.

 

 (* extraído de la obra: PSICODIAGNÓSTICO POR LA ESCRITURA, Mª Luz Puente y F.Viñals, Ed. Herder, 1999: En Capítulo XII dentro de los Gestos-tipo en la citada obra  se exponen firmas como las siguientes:  Campeón mundial de Fórmula I, Niky Lauda... Firmas simbólicas,  Firma de Lola Flores y dibujo representativo,  id. “Loquillo”,  id. Jesús Hermida,  id. firmas de músicos,  id. cirujanos.,  ginecología, firmas sexuales, 37 delincuentes, Otras firmas simbólicas, firmas y tendencia a los accidentes (guión autodestructivo del AT), etc....

 

____________________________________________________________________________

 

BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA:

Puente, Mª Luz y  Viñals, Francisco (2010): Grafología y Ciencia. Validación con ciento cincuenta tesis doctorales, Barcelona, Universitat Oberta de Catalunya

Simón, José Javier, El Gran libro de la Grafología, Ed. Martínez Roca, 1992

Teillart, Annia, El Alma y la Escritura, Paraninfo, Madrid  1974

Tutusaus Lóvez, Jaime, Principios Grafoescriturales Fundamentales, AGC, Barcelona 1997.

Vels, Augusto, Escritura y Personalidad, Ed. Herder, Barcelona 1991 (8ª edición)

Vels, Augusto, Diccionario de Grafología y términos psicológicos afines. Editorial Herder. Barcelona, 1991.

Vels, Augusto, Grafología de la A a la Z, Editorial Herder, Barcelona, 2000.

Viñals, Francisco y Puente, Mª Luz (2009): Grafología Criminal,  Barcelona, Editorial Herder, 525 pp. Prologado por el Ilmo. Sr. José Naval, Magistrado-Juez  

 

Viñals, Francisco y Puente, Mª Luz (1999): Psicodiagnóstico por la escritura. Grafoanálisis Transaccional,  Barcelona, Editorial  Herder

 

Viñals, Francisco y Puente, Mª Luz (2001): Pericia Caligráfica Judicial. Práctica, casos y modelos, Barcelona, Editorial  Herder 

 

Viñals, Francisco y Puente, Mª Luz (2003):  Análisis de Escritos y documentos en los Servicios Secretos, Barcelona, Editorial  Herder, 2003 ( Capítulo II: “Ciencias Forenses”, y, Capítulo IV: “Bases del Grafoanalista” del citado libro)

 

        

 ***

 

Universitat Autònoma de Barcelona

Master en Grafoanálisis Europeo, UAB - Master en Criminalística, UAB

 

 Newsletter Grafologiauniversitaria (UAB)

http://www.egrupos.net/grupo/grafologiauniversitaria/alta

 

***


Presentación - Introducción J. Tutusaus - Introducción A. Vels - Introducción F. Viñals -  

Tema 1 - Tema 2 - Tema 3 - Tema 4 - Tema 5 - Tema 6

Tema 7 - Tema 8 - Tema 9 - Tema 10Muestras gráficas
 

© Instituto de Ciencias del Grafismo