Master en Grafística, Grafopatología y Grafología Forense de la Universitat Autònoma de Barcelona

 

 

MANUALES DE TEXTO

SEMINARIOS ON-LINE AGC / ICG

 
- SEMINARIO DE PSICOPATOLÓGICA CLÍNICO-GRAFOLÓGICA
- SEMINARIO DE GRAFOANÁLISIS INFORMATIZADO

 

 

LA INTELIGENCIA CUALITATIVA

Y SU EXPRESIÓN GRÁFICA

                                                                                 

                                                                             J. TUTUSAUS

BOLETÍN NÚMERO 9, Segundo semestre 1992

 

            Existen innumerables definiciones de la inteligencia, lo cual es la demostración de que ninguna es totalmente satisfactoria, de tal manera que Eysenk ha llegado a decir que la inteligencia no es una "cosa" sino un con­cepto y Anastasi opina que la inteligencia es una "cualidad de la conducta". Muchos otros creen que la inteligencia que mide el cociente intelectual es un "constructo" ignoto que no es más que lo que mide el test, de tal manera que el mito y concepto de la inteligencia quedaría suprimido si, mediante un arti­ficio de lenguaje sustituyéramos esta palabra por la de "conocimiento", pues no fue hasta el año 1927 que empezó a utilizar Spearman el término "inteli­gencia", ya frecuente en los tratados de aquella época. Anteriormente se uti­lizaban los términos "juicio", "razonamiento" o "intelecto".

 

            Una buena definición es la del diccionario francés Robert: "La inte­li­gencia es un conjunto de funciones notables por la diversidad de su aspecto y la desigualdad de su desarrollo". Para el diccionario Larousse, "la inteli­gencia es la aptitud de crear relaciones".

 

            Para complicar más el problema, existe la catalogación de la "aten­ción". Para Szekely, "la atención y la capacidad de concentración no son ele­mentos de la inteligencia, sino condiciones previas indispensables como ex­ponente de la velocidad perceptiva y la capacidad de aprendizaje (?). Asimismo, y en relación con la capacidad para aprender, Guilford afirma que ésta comprende muchas aptitudes distintas, que pueden compartir los mismos componentes de la inteligencia en función de la tarea que hay que aprender".

 

            Por todo lo dicho anteriormente, parece claro que la inteligencia es una diversidad cualitativa y cuantitativa cuyos límites y "composición" son difíciles de determinar. Parece ser que es cierto que la inteligencia es pluri­dimensional y que existen un cierto número de "aptitudes", o "factores", que, de alguna manera, integran un todo bastante coherente. Nosotros, y con visión grafológica, vamos a intentar presentar primeramente una definición sincretística y, en segundo lugar, una lista de "contenidos", todo ello como síntesis de distintos tratadistas.

 

            Una definición conjunta pudiera ser la siguiente: la inteligencia es la aptitud o capacidad global para concebir y comprender la relación entre dos ideas en la conciencia, pensar racionalmente, relacionarse eficazmente con el ambiente y actuar con propósito o intencionalidad, adaptando el pensamiento a las necesidades del momento presente, pudiendo trabajar con esquemas cada vez más complicados conforme a un plan lógico en la solu­ción de nuevos problemas. (Pieron, Ey, Stern, Wechsler, Yela, etc.).

 

            Siguiendo a Detterman, quien afirma que la inteligencia es un con­junto limitado de aptitudes independientes que actúan como un sistema com­plejo (1984) y resumiendo los temas principales de las diferentes definiciones que han sido dadas por muchos otros autores, aventuramos la siguiente lista de "síntomas" de inteligencia:

 

 1ºProceso rápido en la transmisión de la información. Ha sido com­probado por el electroencefalograma en los que puntúan alto en el C.I. (rapidez mental).

 

 2ºCuriosidad para aprender y deseo de "aprender a aprender", utili­zando estrategias de aprendizaje y beneficiarse de lo aprendido y de la experiencia (persistencia de la memoria y detección de errores). Con todo, Junt (1980) opina que la habilidad para aprender es un componente de la inteligencia a pesar de los pobres resultados obte­nidos por autores como Underwood (1978).

 

 3ºAutocomprensión (Gardner) y disposición a ser autocrítico (Baron).

 

 4ºHabilidad corporal-cinética para efectuar movimientos complicados (Gardner).

 

 5ºComprensión interpersonal (Gardner).

 

 6ºAdaptación a la vida cotidiana (Scarr), solucionando los problemas (Baltes) mediante el rendimiento cognitivo (Eysenk) en un entorno incierto, haciendo evolucionar las situaciones y determinar cómo alcanzar metas.

 

 7ºCapacidad para predecir consecuencias (Spearman) de las elecciones alternativas (W. K. Estes).

 

 8ºFlexibilidad mental (Butterfield).

 

 9ºVelocidad de la atención (Horn).

 

10ºElaboración de nuevas estrategias a partir de estrategias anteriores (Butterfield).

 

11ºRazonamiento abstracto y manejo de símbolos para integrar la infor­mación recibida de diversas fuentes para plantear, hallar el núcleo del problema y resolverlo.

 

12ºCapacidad volitivo-emocional para traducir las producciones de la mente en acciones que beneficien al medio social.

 

            Lo expuesto anteriormente provee una información para el estudio grafológico de los "componentes" de la inteligencia cualitativa.

 

            Por su interés especial, detallamos a continuación la síntesis de la Teoría Triárquica de Sternberg (86-87) que, asimismo, puede tomarse en cuenta junto con los 12 elementos anteriores.

 

 1.        Inteligencia componencial

 

Componentes que conducen a la adecuada representación de los pro­blemas impersonales y su resolución rápida mediante la distribución del tiempo.

 

2.         Inteligencia experiencial

 

Aprovechamiento de la experiencia para afrontar y adaptarse a las situaciones nuevas, separando lo relevante de lo irrelevante y la combinación selectiva de lo viejo con lo nuevo (codificación selecti­va, automatización, etc.).

 

3.         Inteligencia práctica o social

 

Habilidad para adaptarse al entorno socio-cultural, así como para conformar el ambiente y seleccionarlo si procede.

 

            En esta teoría se da importancia a la rapidez ejecutiva, la flexibili­dad adaptativa, las combinaciones y la habilidad social.

 

 

            Hemos dado a este artículo el título de "La inteligencia cualitativa y su expresión gráfica" a causa del cuestionamiento del factor "g" de Spear­man, las multivariadas dimensiones de la inteligencia, la dependencia de la inteligencia de los factores afectivo-emocionales y la existencia de diferen­tes tipos de inteligencia, amén de la relatividad de los métodos de medición del C.I.

 

            Ciertamente, el factor "g" de Spearman es cuestionado:

 

Guilford:"Hay una cantidad decisiva de correlaciones nulas halladas cuando los tests se han variado suficientemente y se han construido con buen control experimental, lo que demuestra la no existencia del factor "g" ("La naturaleza de la Inteli­gencia humana").

 

Sternberg:"El factor único de Spearman no considera suficientemente las variaciones de los valores en las diferencias individua­les para poder considerar razonablemente dicho factor como una explicación completa de la inteligencia".

 

Horn:"No soy favorable a la teoría de Spearman; lo que conoce­mos apunta hacia una idea de la capacidad intelectual huma­na como algo integrado por distintas "inteligencias" que tie­nen diferentes determinantes genéticas y ambientales y que están al servicio de diferentes funciones de la personali­dad".

 

            Hasta los propios seguidores de Spearman aceptan generalmente un punto de vista multivariado sobre la inteligencia. En este sentido se expre­san igualmente:

 

Gardner:"Hay más bien inteligencias múltiples e independientes".

 

Horn:"Actualmente los conceptos de procesos múltiples en el fun­cionamiento cerebral apuntan hacia un modelo diferente: un modelo de múltiples inteligencias para las aptitudes huma­nas".

 

Chateau:"Hay varias formas de inteligencia, aunque vinculadas entre sí".

 

Carroll, J.B.:"Después de una minuciosa consideración de las diversas teorías, de las pruebas de las mismas y de la solidez de sus fundamentos matemáticos, estoy convencido de que la más aceptable y válida es la postula la existencia de un número relativamente reducido de aptitudes importantes, quizás no más de dos o tres docenas que difieren, no obstante, consi­derablemente en su grado de generalidad".

 

            Los hombres, pues, no son más o menos inteligentes, sino diversa­mente inteligentes. Por tanto, se comprende que en Gran Bretaña se tienda al abandono de los tests de inteligencia para determinar el C.I. en tareas de selección de personal, aunque siguen siendo utilizados en labores de orienta­ción. Para Robert J. Sternberg, de la Universidad de Yale, lo que interesa es el perfil de la inteligencia, más que una única puntuación que, al resumir toda esta información, oculta aspectos que nos interesan. A esto añadimos nosotros que lo que interesa es lo múltiple y lo cualitativo.

 

            El resultado de los tests puede quedar desvirtuado por el ambiente, estrato social del que provenga el examinado, así como por los elementos culturales con que haya sido construido. Vallejo-Nájera dice al respecto: "Los llamados tests de inteligencia, más que medir la inteligencia en sí (posibilidad muy discutible), valoran los conocimientos, aptitudes y capaci­dades del individuo, por lo que se tiende hoy a llamarlos tests de eficiencia o rendimiento". Carrol (1982) afirma que "lo que agruparía a los tests en un mismo factor no sería la inteligencia general, sino la velocidad que requiere la resolución de los mismos".

 

            "La inteligencia no es un rasgo que se deba medir por los logros obtenidos en la resolución de un test. Más bien es un aspecto multifacético de procesos que permiten a los sistemas animados realizar tareas que impli­can procesamiento de la información, resolución de problemas y creativi­dad". (W. K. Estes, de la Universidad de Harvard).

 

            Neisser (1976, 1979, 1983) sostiene que los tests son meros índices de "inteligencia académica" alejados de la inteligencia más genuida de la vida real ya que los tests de inteligencia general no pueden determinar:

 

a) El conocimiento íntimo, no simbólico.

 

b) La capacidad creativa (es posible ser altamente creativo con una inteligencia normal).

 

c) Las aptitudes artísticas.

 

d) La adaptación social. Harrison (1987) comenta que ciertas escalas que miden la adaptación social sólo se relacionan muy moderada­mente con la inteligencia medida por los tests.

 

e) La flexibilidad (inteligencia divergente).

 

f) La originalidad (inteligencia divergente).

 

g) La solución de problemas de la vida real mal estructurados y que no tienen una solución correcta única (Sternberg, 86).

 

h) La aptitud para el liderazgo (H. Gardner).

 

i) La capacidad de adaptación al incierto y cambiante ambiente fí­sico.

 

j) La capacidad de automotivarse con rapidez.

 

            Todo ello es debido a que los tests del C.I. son restrictivos, tienen un número de alternativas prefijadas y no se desarrollan en contextos natura­les.

 

            Hay otras dimensiones de la personalidad inteligente que no miden los tests y a las que actualmente se concede una importancia especial en el estudio de la inteligencia, tales como

 

            1. la inteligencia práctica

 

            2. la inteligencia social

 

            3. la inteligencia cotidiana

 

que han sido altamente revalorizadas por Gardner, Schank, Sternberg, Fre­diksen, Pelechano, Ceci, Liker, Rogoff, Lave, Goodnow, Wagner, Fischer, Cole y Hetzka.

 

            En la esfera mental, ninguna función actúa aisladamente y la inteli­gencia no es ninguna excepción; por ejemplo, en la interpretación de las manchas de tinta, que es una prueba cualitativa, se halla una mayor aproxi­mación del funcionamiento espontáneo de la inteligencia en sus relaciones con la personalidad. Sólo un enfoque organístico, personalista y global, o sea sin separar lo intelectivo de los factores motivacionales, permite determinar la originalidad del individuo.

 

            El grafólogo Sante Bidoli introduce otro factor que hace avanzar los resultados de la inteligencia: "Si no existe confianza en los propios medios intelectivos para entrar en contacto con el objeto, no se hace ningún esfuerzo para descubrir lo que se ignora, puesto que nadie se esfuerza si no está con­vencido de obtener un resultado".

 

            Por tanto, las motivaciones, la confianza en sí mismo, la voluntad, el sentimiento, la sensibilidad y las emociones, son ingredientes importantes en el funcionamiento de la inteligencia.

 

            El sentimiento y la voluntad pueden estar en contraposición, pero la inteligencia y la voluntad no están en contraste sino en íntima colaboración. La afectividad puede interferir la inteligencia deformándola por factores aje­nos a la misma cayendo en el subjetivismo. La estimulación ambiental en el desarrollo de la inteligencia es mayor para quienes tienen menos capacidad (Cattell).

 

            Allport afirma que es injusto estimar la inteligencia a través de la actividad que al individuo no le interesa. El sentimiento es fuente real de interés y energía, así como de la atención y el aprendizaje (curiosidad por conocer). La inteligencia, dice Corman, se halla determinada en parte por la dirección de los intereses esenciales. La inteligencia entra en acción y manifiesta su existencia sólo con una acción volitiva (M. Marchesan). La acción volitiva que pone en marcha la inteligencia es un estímulo sentimen­tal. Ciertamente, la inteligencia es matizada por la sensibilidad y profundiza­da por la afectividad.

 

            Las motivaciones y las aspiraciones profundas, o sea, todo lo que in­tegra el tejido mismo de la naturaleza humana, desarrolla la atención antes de la intervención de la voluntad... (S. Bresard). Los seres dotados con una gran vocación son grandes dotados en la concentración de la atención. "El clímax de la integración mental parecería ser la "atención". El acto "volunta­rio" no es sino una culminación de la "atención"... (Sherrington). "...somos nosotros quienes buscamos cadenas definidas de ideas, es decir, dirigimos nuestra atención y guiamos nuestros pensamientos a lo largo de líneas especí­ficas mediante procesos volitivos (Rensch-1971).

 

            La inteligencia desempeña, pues, un papel menos importante que la personalidad o los factores de motivación en la predicción de realización de tareas, permanencia en el lugar de trabajo (absentismo, etc.). Frecuentemen­te, la madurez psicológica y la autonomía están en desacuerdo con el desarrollo intelectual.

 

            Podemos llegar a la conclusión de que el C.I. es el promedio de ap­titudes multivariadas que caracterizan a cada individuo y que, cualquiera que fuere su resultado, se requieren, además, cualidades de personalidad para obtener el éxito, tales como: el interés por lo que se hace, perseverancia, confianza en sí mismo, integración en los objetivos, etc. (Terman y Oden).

 

            Para Henri Ey la inteligencia es portadora de tres niveles:

 

                        1º plano del esquematismo asociativo.

                        2º plano de actividad combinatoria.

                        3º plano del juicio y lógica formal.

 

            En sentido inverso, Sternberg (1986) establece una taxonomía de "errores de razonamiento" debidos a:

 

                        a) carencia de motivación

                        b) carencia de control de la impulsividad

                        c) carencia de perseverancia en el comportamiento

                        d) carencia de concentración o fácil distracción

                        e) demasiada o poca autoconfianza.

 

            Para Cattell existen dos clases de inteligencia: la inteligencia fluida (nativa) y la inteligencia cristalizada, a saber:

 

            Inteligencia fluida. Se consolida hasta los 16 años. Es la capacidad para adaptarse a nuevas situaciones. Energía mental activa que se dirige hacia un problema, y otras veces hacia otro. Decrece con la edad.

 

            Inteligencia o actitud general cristalizada (denominada igualmente, "capacidades generales" o "habilidades aprendidas"). Se estabiliza hacia los 30 años:

                        . capacidad de aprendizaje.

. Memoria de asociación de ideas y de la información gene­ral.

. Componentes de retención y adquisición de conocimien­tos.

 

            La inteligencia "cristalizada" es el fruto de la retentiva e interés es­colar que genera juicios expertos como fruto igualmente producido por la "inteligencia fluida".

 

            Si tomamos al pie de la letra la sentencia bíblica de que "por sus frutos los conoceréis", es bien cierto que una conducta inteligente se recono­ce por sus frutos. Por ello, es más positivo acercarse a la inteligencia, en general, a través de sus efectos y manifestaciones; y por lo que ésta hace o permite hacer, más bien conocerla en su naturaleza esencial. En otras pala­bras, conocemos la inteligencia cuando la valoramos en operación...

 

            El resultado y los frutos de la inteligencia son el objeto de la grafo­logía, así como la inteligencia cristalizada aludida y las dimensiones de per­sonalidad expuestas a lo largo de este artículo, conexas con la inteligencia.

 

            El movimiento regula y organiza, a la vez que muestra como cada cual se realiza dinámicamente en la resolución de los problemas diarios. Asi­mismo, una inteligencia matizada con un amplio campo de percepciones, há­bil en sus combinaciones y comparaciones entre las cosas y las ideas, diver­sifica las formas de la escritura, los tipos de coligamento en las palabras e introduce signos originales que escapan a las simplificaciones simplistas (S. Bresard).

 

            Para Cattell, las cualidades peculiares de la inteligencia pueden ser representativas mediante combinaciones especiales de rasgos comunes..., a lo que B. Teplov añade: "...la aptitud es una predisposición o "algo pareci­do" (un "rasgo", por ejemplo) que sirve de punto de partida a las capacida­des, las cuales se forman "en y por la actividad". Desde esta perspectiva, el don se transforma en una noción sintética polivalente que agrupa diversas capacidades, las cuales no pueden ser estudiadas aisladamente...".

 

            Desde un punto de vista operativo, hay que tener una concepción distinta de la inteligencia como distinción única y variable en grado; el contable, el físico, el filósofo, el técnico, el vendedor, etc. tienen "formas de inteligencia" diferentes.

 

            De lo expuesto hasta aquí en el plano teórico sobre la inteligencia se desprende por pura lógica grafológica que elementos gráficos como los siguientes tienen que ser capitales en la determinación de la misma: rapi­dez, articulación, triple anchura, flexibilidad, simplificación, combina­ción, fluidez y originalidad, así como las dimensiones de la personalidad de autocontrol, concentración, autoconfianza en sí, rendimiento eficiente, practicidad, esquematismo...

 

            Para el eminente grafólogo R. Olivaux, la "adaptación" tiene fuertes connotaciones de "inteligencia": la originalidad, progresión, combina­ción, fuerza y simplificación son el exponente de la máxima realización intelectual, la eficacia social y el desprendimiento oblati­vo, cualidades estas muy queridas por los que añaden a la inteligencia la dimensión social.

 

            Antes de entrar en las "formas de inteligencia básicas" y los signos gráficos correspondientes, nos vemos obligados a presentar una síntesis de la inteligencia previa:

 

        rapidez + simplificación + combinación + claridad

 

            Se trata de una ley de "practicidad" general que implica el logro del máximo resultado con el mínimo gasto de tiempo y medios, o sea una forma de proceder inteligente... La inteligencia, cualquiera que sean sus apoyos y su forma, es un simple camino hacia la abstracción. La inteligencia esquema­tiza, reduce a un signo las cosas, utiliza un lenguaje para expresarse e inven­ta una estenografía para condensar sus adquisiciones. L. Corman abunda en conceptos parecidos: "La selección de los elementos del medio colocados a distancia son el origen de la abstracción sustituyendo a la totalidad concreta del objeto de tal o cual rasgo particular que la represente esquemáticamente, por ejemplo la forma".

 

 

                  SIGNOS DE INTELIGENCIA CUALITATIVA

 

            A continuación se indican los "signos" más sobresalientes relaciona­dos con la inteligencia cualitativa según lo han entendido Crépieux-Jamin, Humbert, Pulver, Moretti, Marchesan, Torbidoni, Bidoli, Caille, Bresard, Bousquet, Gilbert/Chardon y otros. Se trata, pues, de una síntesis intercon­firmada por el conjunto de dichos autores.

 

Signos principales

 

                        . Flexible, ágil, fluida o dextrogira

                        . Rapidez sin detrimento de la legibilidad (Peugeot)

                        . Simplificada, sobria

                        . Original (Humbert)

. Combinada o ligada sin suturas y soldaduras (incl.

                          Ligaduras invisibles)

                        . Articulada (aireada entre palabras e interlínea)

                        . Clara, legible (Gilbert/Chardon).

                        . Armonía (forma, movimiento y espacio)

                        . Matizada, desigualdades no discordantes

                        . Triple anchura equilibrada (Moretti)

 

Signos secundarios

 

                        . Pequeña

                        . Firme, suave o ligera

                        . Puntuación precisa (Hill)

                        . Barras "t" largas

                        . Ángulo, suavizado o semiángulo

                        . Óvalos anchos/redondos

                        . Vertical

                        . Acerada

                        . Separada (no reseguida, en ángulo recto)

                        . Inclinación "contorsionada"

                        . Vibrante en base letras

 

 

                  CAPACIDAD DE ANÁLISIS Y DE SÍNTESIS

 

            El gran filósofo Bergson define la inteligencia como "el poder inde­finido de descomponer, siguiendo no importa qué ley, y de recomponer, si­guiendo no importa qué sistema". El análisis consiste en remontarse desde las consecuencias hasta los principios de las que ellas se deducen. El método analítico transforma el problema sustituyéndolo por problemas simples y equivalentes. Por otra parte, la síntesis es el método de verificación de los resultados del análisis, así como un método de exposición que proporciona una comprensión superior de los hechos y una visión de conjunto de las de­ducciones.

 

Signos de capacidad de análisis          Signos de capacidad de síntesis

 

            Pequeña                                              Mediana/grande

            Yuxtapuesta                                        Ligada, combinada

            Estrecha                                              Ancha

            Pausada, cuidada                                 Rápida

            Puntuación precisa                  

            Simplificada                                         Simplificada

            Clara

            Vertical

            aireada                                             aireada

 

            La feliz combinación de la capacidad de análisis-síntesis requiere una combinación de ambos tipos de signos, además de escritura ARTICULADA (aireada), AGRUPADA, PERSONAL y POLIMORFA (unívoca, formas irre­petibles).

 

 

                    INTELIGENCIA TEÓRICA y/o PRÁCTICA

 

            D. Dörner y sus colaboradores, en Alemania, han demostrado que la antigua distinción entre inteligencias teóricas y prácticas tiene toda su importancia y que los jefes improvisados toman medidas inadecuadas debido, en primer lugar, a que tienen un tipo de pensamiento demasiado concreto o demasiado abstracto.

 

Signos de Inteligencia teórica,               Signos de Inteligencia práctica,

abstracta o conceptual                          concreta, técnica, manual, etc. 

(pensamiento divergente)                      (pensamiento convergente)

 

   combinada, yuxtapuesta             ligada

   aireada                                          compacta (poco espaciada)

   interlínea ancha                          interlínea estrecha

   original, estilizada                      caligrafiada/convencional

   ligera                                             firme/nutrida/pesada

   alta + jambas cortas/plena        prolongada (hampas + jambas)

   vertical                                         inclinada

   simplificada, sobria                      estructurada/angulosa-sobria

   matizada, poco estructurada    cilíndrica, regular, clara

   ágil                                                 pausada

   puntuación alta, irregular        puntuación precisa, baja

   óvalos estrechos                          óvalos anchos, progresiva

   pequeña                                          grande

   iniciales desde z. superior                        enviones inmat. directos

 

                                      Inteligencia meditativa

 

            Es la propia de filósofos y pensadores. A continuación damos una aproximación de los signos que caracterizan la reflexión y la búsqueda de la verdad y la deducción de leyes.

 

                simplificada, sobria         (búsqueda de esencias)

                aireada "Isolée"[1]                (deseo moral de lo absoluto)

                regular/pausada             (reflexión, investigación)

                punt. alta y adel. (fe, visión de la meta)

                pequeña/alta                    (análisis conceptual)

                vertical                            (pensamiento independiente)

                clara                                 (búsqueda de la verdad)

                combinada/ligada                       (lógica deductiva)

 

            También pueden añadirse:

 

                palotes curvos a la derecha (flexibilidad mental y ascetismo)

                perfiles finos                    (distinción de los matices)

                divergente                        (discernimiento)

                (no recubierta; ángulo recto)

                saltarina ("scattante")       (rápida asociación de ideas)

                oscilante                          (comprensión)

 

SIGNOS DE APTITUDES CONTRAPUESTAS: CIENCIAS-LETRAS

 

           Ciencias                                         Letras                     

 

contenida                             progresiva, dextrogira

regular/cilíndrica              movida/rápida/matizada/desigual

vertical                                inclinada

líneas separadas                  espaciada entre palabras

ligada, agrupada                 combinada, yuxtapuesta (letras sueltas)

pausada                                 rápida

clara, estructur., estable  imprecisa, polimorfa, "variable"

puntuación precisa              puntuación alta/adelantada

sobria                                    plena o simplificada ("d" lírica)

firme/nutrida                                  ligera/presión irregular

ángulo                                  curva

jambas largas                      jambas cortas

 

                       SIGNOS DE APTITUD MATEMÁTICA

 

                        simplificada              (abstractividad)

                        divergente                (discernimiento)

                        saltarina                  (mnemotécnica, rapidez asoc. ideas)

                        pequeña                     (análisis)

                        triple anchura         (crítica objetiva, comprensión)

                        rápida/fluida                       (abstracción)

                        ligada, combinada   (agilidad mental)

                        precisa                       (exactitud, atención)

 

 

          SIGNOS DE APTITUDES ARTÍSTICAS Y CREATIVAS

 

            Estos signos son la expresión de la libertad expresiva, el sentido plástico, la imaginación ferviente, etc.

 

                        plena/inflada/ornada  (imaginación, fantasía)

                        movida                       (riqueza expresiva)

                        extensa                      (necesidad de expresión)

                        relieve/nutrida        (sentim. visual y sensopercepción)

                        grande                       (expansión, globalismo)

                        redondeada              (riqueza interna)

                        combinada                (ingenio)

                        arqueada                  (constructividad)

                        ritmo formas + armonía débil  (R. Trillat)

                        polimorfa/original  (creatividad personal)

                        ascendente                (iniciat. innovadora, vanguardismo)

                        hampas y jambas plenas

                                                           (sentimiento expansivo, sensualidad

                                                            y fantasía)

                        puntuac. alta/adel. (exaltac. idealista, metas elevadas)

                        doble curva              (polifacetismo)

                        acerada                     (sensibilidad aguda)

                        inclinada                  (pasión del sentimiento)

                        desigualdadades metódicas

                                                           (variaciones originales sobre el mis-                                                       mo tema)

 

                SIGNOS DE LA INTELIGENCIA PERSUASIVA

 

            Indican capacidad de expresión, dotes de persuasión y fluidez verbal.

 

                        fluida/espontánea/dextrogira

                                                           (expansividad)

                        rápida                                    (rapidez comunicación)

                        extensa/grande        (extroversión)

                        clara                          (ideas claras)

                        abierta                      (apertura, catarsis)

                        ligada                                   (lógica)

                        inclinada                  (sentimiento)

                        ángul. suavizado (c)            (habilidad)

                        buclada (pref. óvalos)            (habilidad verbal)

                        original                     (imaginación)

                        plena                          (creatividad)

                        guirnalda/redonda (receptividad)

                        jambas larg. y firm. (actividad práctica)

                        barras largas y firmes. finales id.

                                                           (seguridad verbal)

                        punt. adelantada    (vehemencia)

                        acerada                     (penetración)

                        interlínea clara      (claridad ideas y organización)

 

 

                    SIGNOS DE LA INTELIGENCIA CRÍTICA

 

                        apretada o ancha entre letras

                                                           (rigor o aceptación ideas)

                        pequeña                     (análisis detallista)

                        ligera                        (captación matices sutiles)

                        angulosa, seca o semiang.

                                                           (pensamiento inquisitivo)

                        gladiolada               (penetración astuta)

                        contenida (finales hacia abajo)

                                                           (prudencia)

                        acerada                     (penetración teórica o práctica que

                                                            actúa críticamente, Pulver)

                        simplificada              (objetividad, captación de lo funda-

                                                            mental)

                        vertical + rectilínea (convicciones neutras e indepen-

                                                            dientes)

                        clara                         (precisión y propiedad en los con-

                                                            ceptos y palabras)

 

            Por la importancia que tienen en la cuestión de la inteligencia la visión clarividente de la realidad, la creatividad y la capacidad abstractivo-asimilativa, expondremos a continuación la interpretación básica del espacio entre palabras suficiente, la triple anchura de Moretti y la escritura idiosin­crásica de E. Caille.

 

                                    El espacio entre palabras

 

            El espacio entre palabras suficiente expresa un adecuado funciona­miento de las zonas o lóbulos frontales del cerebro, pues estas zonas, según Anojún, Das, Pribam y Luria, son exponente de:

 

                  a)Juicio que evalúa las acciones conductuales objetivamente (Pribam).

 

                  b)Mecanismo "aceptor de la acción" que permite que los re­sultados de los actos vayan de acuerdo con el propósito ini­cial (Anojún).

 

                  c)Base estructural para la planificación que regula en estado de la actividad, controla los elementos esenciales y progra­ma las formas complejas de la actividad (Hecaen y Albert, 1978).

 

                  d)Capacidad de mantener las intenciones con firmeza, auto­control de los impulsos y ejercer una actividad crítica res­pecto a los propios actos, reconociendo las faltas para corregirlas (Luria).

 

            El espaciamiento tiene que ver con el concepto de "inteligencia". Bohm afirma que "lo que distingue la inteligencia de los oligofrénicos de la de los normales es, en primer lugar, la falta de visión de conjunto y la falta de previsión. El oligofrénico puede comprender sólo lo más cercano, lo con­creto, aquí y ahora".

 

            El espaciamiento también tiene que ver con la "inteligencia verbal", pues ésta requiere una "reflexión consciente mediante la distancia selectiva necesaria para la formación de conceptos, un retroceso respecto a un mundo desordenado de imágenes y una visión de conjunto ordenadora de las imáge­nes exteriores".

 

            También el espaciamiento tiene mucho que ver con la "reflexión". S. Bresard dice al respecto: "La reflexión crítica y reguladora es el contrape­so de la impulsividad, la espontaneidad, del deseo animal. (...) La reflexión impone un retroceso respecto a las iniciativas espontáneas". De consiguiente, hallamos una perfecta concordancia entre Luria, Bresard y Marchesan, ya que el espaciamiento refleja una lucidez clarividente y la facultad de auto­observación consciente de sí mismo.

 

            Los grafólogos alemanes denominan "articulación" a lo que los fran­ceses denominan "aireación espacial", o sea, espacios suficientes, amplios, entre palabras e interlíneas. Se interpreta como una "estructura armoniosa de la personalidad". R. Wieser lo interpreta, en algunos contextos, como "pru­dencia", "pausas respiratorias". Cuando el espaciamiento es excesivo, existe ausencia de contacto, carencia afectiva y los juicios pueden ser inadecuados, el sujeto vive en un perpetuo filosofar ajeno a todas las ideas externas. R. Wieser añade: "...existe también una relación muy estrecha entre las aptitu­des intelectuales y el cuadro gráfico: las aptitudes se nos revelan principal­mente por medio de la cualidad de la articulación de los espacios entre las palabras y las líneas" (el subrayado es nuestro y la cita procede de la obra Handschrift, Rhythmus, Personlichkeit: eine graphologische Bilanz.

 

 

                                    La simplificación gráfica

 

            La simplificaciones por supresión de ojales en hampas y jambas, el uso de letras tipográficas mayúsculas y la reducción de las letras a sus trazos esenciales, son el signo de una evolución socio-cultural del individuo movida por el substrato de la inteligencia nativa. Positivamente, se presentan a conti­nuación las interpretaciones básicas de la llamada escritura simplificada:

 

. asimilatividad socio-cultural de lo fundamental y básico o inte­gración personal de lo esencial como consecuencia de la capacidad abstractiva y de ideación.

 

. discernimiento entre lo esencial y lo accesorio y la selectivi­dad de ideas, pensamientos y conceptos que permiten jerarquizar los problemas y las prioridades.

 

. juicios objetivos, reflexivos y críticos que revelan interés por el mundo objetal.

 

. Predominio del concepto abstracto (idea pura) sobre las realidades concretas (conceptualización de ideas abstractas).

 

. racionalización que frena la imaginación, el desarrollo afectivo y la sexualidad (negativamente: sequedad de conceptos).

 

. Captación y valoración de lo esencial para no perder el senti­do de lo real y adaptarse al mundo positivo.

 

. expresividad concisa y exigencia de precisión en las ideas, de donde la aptitud para la esquematización de conceptos, aspectos y temas.

 

. adaptación a las realidades éticas, ideales o culturales.

 

. memoria clasificativa, evocativa y de conservación.

 

. rendimiento eficiente con el mejor aprovechamiento de tiempo y esfuerzos.

 

 

                 La triple anchura equilibrada según Torbidoni-Zanin

 

            Torbidoni y Zanin han desarrollado interpretativamente la triple ob­servación que era tan cara a G. Moretti:

 

   1. Ancho de letras;    2. Ancho interletras;     3. Ancho interpalabras

 

     . Comprensión           . Valoración razones     . Razonamiento crítico-

                                      ajenas. Consideración    reflexivo

 

      (óvalo 10/10)            (anchura 1,5/2 ovals.)     (anchura 3/6 ovals.)

 

            Respecto al "ancho de letras", en el Boletín núm. 8, bajo el título "¿Existe una inteligencia predominantemente femenina?", se ha explicado con amplitud su interpretación general. Respecto al "ancho entre letras", añadimos que el ancho mencionado de 1,5 o 2 óvalos junto con escritura pe­queña, ligada y "ancha de letras" nos da la "inteligencia social" que hemos observado en muchas personas que trabajan en la esfera de la ayuda y el consejo social. El ancho interpalabras no debe ser menor a 3 óvalos ni supe­rior a 6 óvalos, matizando que los límites vienen dados por la velocidad o lentitud, así como por el ímpetu o adinamia de la escritura.

 

            A continuación, damos las principales interpretaciones de la "triplice larghezza", o sea, de la "triple longitud horizontal proporcional":

 

. Equilibrio de todas las facultades.

 

. Estabilidad emocional: control del pensamiento lógico-crítico sobre el sentimiento, los impulsos y la imaginación.

 

. Reflexión y valoración objetiva de las ideas de los demás y de las razones que llevan al propio sujeto a decidirse.

 

. Previsión de las críticas y réplicas de los demás mediante una valo­ración precisa y clara de los términos y argumentos.

 

. Pensamiento que controla las solicitaciones y los estímulos exter­nos.

 

. Capacidad de previsión.

 

. Capacidad de profundización de los problemas (matemática, filoso­fía, etc.) y reflexión de las implicaciones prácticas, objetivas y valo­rativas.

 

. Sentido de responsabilidad, seriedad y fidelidad.

 

 

                          La escritura "idiosincrásica de E. Caille

 

            En el libro Inteligences et écritures, E. Caille indica que en el 89% de las personas de inteligencia "generalizante" (ver Boletín anterior), se observa un tipo de escritura complejo que se caracteriza por:

 

            a) Originalidad de forma y ritmo espacial.

 

            b) Combinaciones personales.

 

            c) Formas polimorfas irrepetibles, o bien formas desnudas (simplif.).

 

            En suma, se trata de una escritura que se aparta del modelo. Es lo que los franceses denominan una escritura "evolué". Se trata, pues, de una escritura peculiarmente personal.

 

            En síntesis se trata de una unión de original + combinada + sim­plificada + aireada; de ahí las siguientes características generalizantes:

 

. Abstractividad intelectual. Capacidad de síntesis. Visión de conjun­to.

. Memoria asociación de ideas. Ideas fecundas.

. Creatividad de principios, teorías y doctrinas.

. Preocupaciones estético-morales.

. Inteligencia "divergente" (Guilford).

 

            El "polimorfismo" (letras que difieren unas de otras en forma, traza­das con vivacidad, permite efectuar variaciones, improvisar, crear metáforas y evocar expresiones, imágenes y símiles brillantes.

 

            La "combinación original" permite un nivel de deductividad rápido que pasa a la acción para hallar y poner en marcha soluciones complejas, in­ventar asociaciones nuevas y elaborar hipótesis originales.

 

            Nos daríamos por satisfechos si con esta modesta contribución a este arduo tema hubiéramos logrado aportar alguna luz, tanto al tema de la inteli­gencia como a su detección en la escritura con fines de determinar las aptitu­des particulares, personales y unívocas.

 

 

                                                   * * *

 

Sobre el temperamento y las tipologías

 

            "La tipología es el estudio del tipo. El tipo, huella en relieve, es el resultado de una marca que proporciona al ser humano un conjunto de características muy per­sonales, cuya interpretación permite comprender el juego funcional del sujeto y la función humana que desarrolla. Toda criatura humana presenta un tipo natural y un tipo social que concuerdan más o menos. La constitución es lo que el sujeto es; el temperamento es lo que el sujeto "deviene en ser" y está representado por el con­jun­to de posibilidades físicas, psicofísicas, psicológicas y dinámicas existentes en potencia. Los signos exactos y precisos del temperamento no indican el destino fatal, invariable e inevitable del sujeto, sino más bien su "devenir posible" y las variaciones pueden ser previstas y orientadas. El futuro del individuo está en función del desarro­llo de su "devenir posible". Se puede enderezar o rectificar un temperamento, esta­bleciendo el orden que el sujeto no ha conocido o que ha abandonado por alguna ra­zón extrínseca o intrínseca a él. Así pues, el temperamento evoluciona y si es con­tra­riado por el ambiente, se altera dando lugar a manifestaciones características físicas, mentales psíquicas."

 

(Citado de La typologie et ses aplications thérapeutiques (Les temperaments prototypes et metatypes), del Dr. Léon Vannier, 1984)

 

*******************

 

Sobre las tipologías

 

            La elección de la tipología a aplicar no depende de la preferencia del grafó­lo­go: ello depende más bien de que la escritura se preste a uno u otro sistema tipológi­co, o bien a varios.

 

                                   (Maurice Delamain)

*******************

     [1] Es la abstracción y análisis del objeto estático con exclusión de lo afectivo y expresivo (Vels).

 

ENLACES ICG

 

Programas de Estudios:  http://www.grafologiauniversitaria.com/masters.htm

Artículos y material de los Directores:  http://www.grafoanalisis.com/vinals&puente.htm

Líneas de Investigación: http://grafologiauniversitaria.com/grupos_investigacion.htm

Manuales universitarios: http://grafologiauniversitaria.com/libros%20celdas.htm

Blogs: http://www.grafoanalisis.com/icg-blogs.htm

TV – Videos: http://www.grafoanalisis.com/icg-Tv-video.htm

TVE la 2, Caso Anna Permanyer:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/ciencia-forense/ciencia-forense-caso-permanyer/3416120/

Radio - Audio ICG:  http://www.grafoanalisis.com/icg-radio.htm

Noticias :  http://grafologiauniversitaria.com/NOTICIAS_ICG.htm

http://www.grafoanalisis.com/NOTICIAS_AGC.htm

Referencias en prensa:

http://www.grafoanalisis.com/icg-prensa-referencias.htm

ICG Revistas: http://www.grafoanalisis.com/ICG_REVISTA_ELECTRONICA.htm

ICG Información:  http://www.grafoanalisis.com/ICG_presentacion.htm

http://www.grafoanalisis.com/ICG_calidad_investigacion.htm

ICG: Vínculos  http://www.grafologiauniversitaria.com/

http://www.cienciasforensesuab.com/

http://www.policiacientifica.org/

Facebook: http://www.grafoanalisis.com/icg-facebook.htm

www.grafoanalisis.com

 

Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España.- asociación profesional de grafología miembro de pleno derecho de la ADEG

 

volver al Inicio