LA ESCRITURA DEL JUGADOR PATOLÓGICO

 

J. Tutusaus
BOLETÍN NÚMERO 28, Primer Semestre 2002

Para la elaboración del presente artículo, amén de las consideraciones psicológicas comúnmente conocidas, se ha utilizado una muestra de 25 escrituras de ludópatas en tratamiento y el artículo titulado “Gambling, its Psychology and Expresión in Handwriting” (1971) de Rudolph Hearns cuyas breves citas se reflejarán entre comillas. 

En general, los jugadores compulsivos han tenido infancias infelices, caracterizadas por la soledad y el rechazo. Con frecuencia son hijos de padres divorciados o meramente huérfanos.

Gran parte de los jugadores tratan de llenar el vacío con la sensación de poder que sólo el juego puede proporcionar. Muchos de ellos son hipersensibles y su necesidad de jugar se aumenta en periodos de estrés y los propios problemas económicos del juego (dinero, trabajo y familia) intensifican la conducta de jugar.

Freud califica a los jugadores,  de neuróticos, y subraya el papel de los conflictos de Edipo.

A los depresivos el juego les puede aliviar. El sujeto fracasa en resistir un impulso o tentación a llevar a cabo lo que es peligroso para sí. Antes de jugar, el jugador experimenta una tensión previa que se aligera en el momento de llevar a cabo el acto. El juego le permite soñar despierto, aluciando capacidades y situaciones ideales. “Desconecta” con facilidad de la realidad.

Los ludópatas son dependientes de personas cuya pérdida ha sido traumática. Asimismo son inseguros, narcisistas, tremendamente manipulativos y expertos mentirosos, pues el sujeto se ve forzado a mentir para obtener dinero ocultando la magnitud del juego. De ahí que pueda caer en conductas delictivas como la apropiación indebida o la asociación con grupos clandestinos.

Experimenta sentimientos de culpa auténticos y puede caer en el suicidio.

El jugador es un neurótico con el “inconsciente deseo de perder”. Está impulsado por fuerzas sobre las cuales, el ludópata no puede ejercer ningún control; nunca se detiene cuando gana, ni aprende cuando pierde.

“El sujeto sufre un inconsciente deseo de ser castigado”. ¿Por qué, aparte de las numerosas posibilidades del placer masoquista, eligen el juego?

El ludópata tiende a la protesta contra la realidad buscando placer; se rebela contra las normas de conducta convencionales al igual que el toxicómano. Aunque por una parte existe un consciente deseo de experimentar el poder de ganar, por otra, el perder satisface la pulsión psico-masoquista. La anticipación de la derrota provee una emoción fuerte y la necesidad de una tensión constante; desean un éxito continuo, pues están aburridos de la vida diaria, deprimidos y frustrados sexualmente, todo lo cual constituye las  causas más frecuentes del juego compulsivo.

Rasgos más frecuentes de la escritura del ludópata

No existen signos gráficos específicos que permitan detectar inconfundiblemente esta adicción, ni ninguna otra. Tampoco existe un prototipo de personalidad muy definido que nos muestre un estereotipo de la escritura del ludópata, en general. 

En todo caso, aparecen “signos“ frecuentes que dan indicaciones carecterológicas o de conflictos internos, permitiendo hacer un “retrato” pero sin poder llegar fácilmente a ningún tipo de diagnóstico grafológico-clínico-diferencial. Es cierto, no obstante, que se pueden hallar ciertas disposiciones morales inherentes al propio comportamiento complejo del ludópata para satisfacer su adicción.

En este estudio sólo se presentarán los “signos dominantes” más específicos:

1.- Desconexión fácil de la realidad, soñando despierto para experimentar sensación de poder y nuevas emociones.

·          Hampas “f”, “p” altas o ex_normales y /o infladas con jamba corta estrechada, corta y reseguida en zona media pequeña.

·          Omisión puntos “i” o barra “t”.

·          Puntuación alta.

·         Letra “o” abierta en parte superior.

Las mayúsculas discordantes y las barras de “t” descendentes o, bajas y/o muy cortas, unido a las hampas y jambas descompensadas tiene que ver con un complejo de inferioridad descompensado.

La  zona superior alta junto con zona inferior atrofiada también indica:

Miedo a ser abandonado por quién le ama.

Rechazo a ideas ajenas

Exploración insegura de la realidad

Dificultad para superar problemas aunque se muestre independiente poniendo la barrera del “no”

2. -Tendencias manipulativas exacerbadas.

·          Líneas tortuosas (palabras ondulantes) = 64% casos.

·          Reseguimientos (arcadas / guirnaldas)

·         Finales reentrantes (ocultantes según Marchesan)

El fenómeno gráfico de las líneas tortuosas tiene, básicamente las siguientes interpretaciones:

            Fuga sin ser visto ante las dificultades.

Tácticas electivas oscurecidas por la impresionabilidad.

Insinceridad a causa de las contradicciones de las convicciones.

Pase al acto con facilidad.

Reacción oportunista inesperada

Ausencia de rectitud

Adaptación simulada que procede astutamente, librándose  fácilmente de lo que estorba.

Propósitos indefinidos porque sigue diversas direcciones según los intereses inmediatos.

Abuso de las debilidades del otro, maquinando insidias.

Acción caprichosa. 

3. -Tendencias masoquistas.

·          Óvalos pinchados

·          Barras “t” declinantes o bajas,  o triangulares

·          Letra “q” con tilde cruzada

·         Pequeña

Estos signos encierran intrapunición, sentimientos de culpa y autocrítica.

Las barras “t” declinantes son muy frecuentes e indican:

            Pesimismo destructivo

                Dificultad para recuperarse de la depresión.

Autocrítica a quién le duelen mucho las críticas ajenas.

Resistencia sorda o negativismo para defenderse de los reproches.

4.- Frustración sexual

·          Jambas cortas, débiles, reseguidas o en forma de “pala de pelotari”

·          Letra “q” con tilde.

Las jambas cortas son expresión de un complejo de Edipo de  inseguridad.

5.- Dependencia

·          Margen izquierdo ausente (60% de casos)

Esta ausencia de margen implica:

Necesidad de ayuda, tendencia al stress, sentimiento de culpa, inseguridad, dificultad de lucha contra obstáculos

y/ o dependencia materna o familiar.

Hemos consignado las características gráficas más frecuentes en escrituras de ludópata y puede comprobarse que casi todos los signos tienden a solaparse y a reconfirmarse entre sí en sus interpretaciones, contribuyendo a poner de manifiesto las cinco tendencias que caracterizan más frecuentemente al jugador empedernido.

 

ENLACES ICG

 

Programas de Estudios:  http://www.grafologiauniversitaria.com/masters.htm

Artículos y material de los Directores:  http://www.grafoanalisis.com/vinals&puente.htm

Líneas de Investigación: http://grafologiauniversitaria.com/grupos_investigacion.htm

Manuales universitarios: http://grafologiauniversitaria.com/libros%20celdas.htm

Blogs: http://www.grafoanalisis.com/icg-blogs.htm

TV – Videos: http://www.grafoanalisis.com/icg-Tv-video.htm

TVE la 2, Caso Anna Permanyer:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/ciencia-forense/ciencia-forense-caso-permanyer/3416120/

Radio - Audio ICG:  http://www.grafoanalisis.com/icg-radio.htm

Noticias :  http://grafologiauniversitaria.com/NOTICIAS_ICG.htm

http://www.grafoanalisis.com/NOTICIAS_AGC.htm

Referencias en prensa:

http://www.grafoanalisis.com/icg-prensa-referencias.htm

ICG Revistas: http://www.grafoanalisis.com/ICG_REVISTA_ELECTRONICA.htm

ICG Información:  http://www.grafoanalisis.com/ICG_presentacion.htm

http://www.grafoanalisis.com/ICG_calidad_investigacion.htm

ICG: Vínculos  http://www.grafologiauniversitaria.com/

http://www.cienciasforensesuab.com/

http://www.policiacientifica.org/

Facebook: http://www.grafoanalisis.com/icg-facebook.htm

www.grafoanalisis.com

 

 

Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España.- asociación profesional de grafología miembro de pleno derecho de la ADEG