Master en Grafística, Grafopatología y Grafología Forense de la Universitat Autònoma de Barcelona

SEMINARIOS ON-LINE AGC / ICG

SEMINARIO DE PSICOLOGÍA DE LA ESCRITURA

SEMINARIO DE PSICOPATOLÓGICA CLÍNICO-GRAFOLÓGICA

SEMINARIO DE GRAFOANÁLISIS INFORMATIZADO

 

SEMBLANZA GRAFOLÓGICA DEL PAPA

JUAN PABLO I

 

 

 

(BOL. Nº 8  Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España) 

Prof. Joaquín Alegret Justes

 

  ANÁLISIS GRAFOPSICOLÓGICO

                        

Haz click sobre la imagen para verla ampliada

 

INTELIGENCIA. Los automatismos mentales actuaban con gran fluidez y velocidad, pudiendo pasar fácilmente de un contenido a otro, lo que le permitía también flui­­dez de palabra; en él era muy relevante el gran espí­ritu de observación y la captación del detalle y que, juntamente con una notable profundidad de ideas, con­seguía penetrar en el conocimiento de las cosas, per­sonas y situaciones; extraordinaria concentración de la atención y facili­dad en su aplicación, incluso ex­tendiéndose a distintos campos u objetos a considerar simultáneamente; en la elaboración de sus conceptos tendía a la innovación, hacia la conquista de ideas nuevas, con el impulso de quien sien­te la necesidad de abrirse paso hacia el progreso y la transformación; este impulso venía movido por un sentido y sentimiento de seguridad, como base, y estimulado por la confianza y el optimismo; otro componente de su inteli­gencia era la fantasía e imaginación, pero controladas, aunque tenía ramalazos de exaltación mental, es decir, que algunos temas de su vida los conver­tía en fuertes vi­vencias, empapadas de sentimiento y de idealismo (corres­pondería a la sublimación de un sentido cris­tiano, a una vivencia mística); poseía gran capacidad de investigación, el deseo de escudriñar para saber y enterarse y ampliar sus conocimientos; se distinguía por el discernimiento, que es la cualidad que se deri­va de saber distinguir; la claridad de ideas y la ló­gica formaban igualmente parte de sus automatismos mentales; dígase también del hábito de razonar y cal­cular debidamente las consecuencias y de­rivaciones y circunstancias de sus acciones hacia el futuro, lo que le hacía prudente y no impulsivo; por cuanto se está exponiendo, todo proyección gráfica en la escritura, era persona revestida de una gran capacidad para emi­tir juicios rectos, precisos, claros y profundamente cargados de humanidad.

 

SENTIMIENTO Y EMOTIVIDAD. Los sentimientos del anali­zado eran profundos, extraordinariamente delicados, llenos de ternura, de heteroconsideración y dominados, en general, por una también extraordinaria compren­sión, mediante la cual buscaba de continuo la armonía, la paz en la convi­vencia y entender a los demás dentro de sus respectivas maneras de ser y actuar; merece re­saltarse su generosidad, sobre todo porque es una ca­rac­te­rística poco practicada y poco común; su genero­sidad le permitía desprender­se de sí mismo, evitando el poder caer en el egoísmo y facilitándole una mayor intensidad de consideración hacia los demás y, final­mente, haber con­seguido la tendencia a saber liberarse de aquello negativo que se va pegando o infiltrando en el fondo subconsciente del yo. Fue persona notablemen­te emotiva, con vibraciones a una gama inmensa de sen­timientos y de reaccio­nes, pero con la inteligencia de saber actuar y dar siempre una respuesta adecuada se­gún la circunstancia, momento u oportunidad, de tal manera que, en función de esta actitud psíquica, podía quedar a salvo de posibles insidias, engaños o trai­ciones. Era de conciencia y comportamiento muy honrado y recto, pero no ingenuo o bobachón, ya que por su es­píritu de observación, captación de los detalles, capa­cidad de reaccionar en los sentimientos, según necesi­dad, seguridad en sí mismo y, de ninguna manera, exce­siva condescen­dencia, le hacían un hombre firme en sus principios, no doblegable a la insidia o a los halagos del adulador, en otras palabras, disponía de los sufi­cientes medios de autodefensa para su honorabilidad y rectitud.

 

            Otro signo escritural que aparece con claridad evidencial y que corresponde a lo esencial de la vida del analizado es la modestia. Lo contra­rio a la modes­tia es el orgullo, la hinchazón mental, el yo hiper­trófico, la egolatría, pero también lo sería el niquilismo, la neurótica autodestrucción o absurda desvalo­ración del yo. El Papa Luciani fue modesto, con todos los atributos que conlleva esta tendencia. Pero con­viene aclarar que este tipo de modestia ni es falsa humildad, ni debilidad humana o social y, ahora añadi­mos también, que tampoco es muy común. Las excelentes cualidades intelec­tivas que hemos descrito anterior­mente hay que considerarlas en un hombre "modesto" y lejos de las influencias superficiales y de las apa­riencias vanidosas de una sociedad vacía de valores. El hombre Luciani había arrai­gado la personalidad y su desarrollo en la esencialidad de la vida, y ésta den­tro de la justa y adecuada dimensión de la modestia.

 

            Que a veces la modestia pudo haberle llevado a alguna ligera mani­festación de timidez, no es imposi­ble, pero la escritura es el intransigente testigo que, como radiografía psíquica, nos habla con autori­dad y firmeza, y nos asevera que únicamente en algunos momentos esporádicos, para él muy difíciles, extraños o inesperados, pudo haber sentido como un bloqueamiento o ligera inhibición, pero que, pasados esos momen­tos, su psique continuaba con entereza, fuerza, ener­gía, superación y vanguardismo, etc. Aún más, el gra­fismo nos revela que el analizado era también agresivo por reacciones, a veces, fuertes del sentimiento y del sistema nervioso.

 

            Propendía, por tanto, a hipertensión nerviosa, era un radical de su actividad, tanto mental y discur­siva como práctica y ejecutiva.

 

            El estudio de la escritura no nos ofrece ningún signo que manifieste insinceridad, falsedad, tortuosi­dad, ambigüedad, encubrimiento, simulación o engaño.

 

VOLUNTAD. El grafismo papal es proyectivo de una per­sona no sólo activa sino dinámica, y que encuentra placer en el mismo trabajo; dinamismo emprendedor, de vanguardia... pero con ese componente de la "modes­tia". Es posible, y subrayamos la palabra, que pudiese sentirse de vez en cuando cansado en sus trabajos o actividades, debido a su capacidad de concentra­ción de la mente por su extraordinario espíritu de observación y captación del detalle, ya que todo esto conlleva un mayor desgaste del sistema ner­vioso. No era persona imperiosa, ni actuaba por la exigencia de la autoridad y del mando; su manera de gobernar y de mandar era por el camino de la comprensión, buscando siempre la armo­nía y la unión en la convivencia. Era constante, per­severante y llevaba a término sus trabajos; a este res­pecto se movía, incluso, con un grado de ansiedad has­ta que no veía cumplidos sus compromisos u obligacio­nes, en otras palabras, en esos casos se sentía in­quieto y ansioso hasta que no se descargaba de los em­peños contraídos, y por ahí podría aparentar algo agi­tado y hasta precipitado, o, como hombre de gobierno, haciendo correr a los que le ayudaban o a sus colabo­radores.

 

                                                      *

 

            Camillo Bassoto, amigo personal de Luciani en Venecia, comenta en su carta (16/12/88) al autor del libro antes citado, el estudio grafopsicológico de J. Alegret :

 

            "Estoy entusiasmado, es bellísimo y es verdadero en todo; es una fotografía precisa de la personalidad de Albino Luciani. Lo he dado a leer a un profesor de la Universidad de Padua y ha quedado maravillado por la precisión del examen y por la capacidad introspec­tiva, segura y rica en deta­lles. Por todo lo que yo conozco de Luciani, el estudio es una extraordinaria confirmación".

 

            También han confirmado el acierto del estudio grafopsicológico, Giacomo Mazzorana, director del cen­tro "Papa Luciani" y Giovanni Dan, di­rector del perió­dico "L'azione".

 

                                                      *

 

Protocolo grafonómico de la escritura del Papa Luciani

 

1. Triple longitud: ancho entre letras, entre palabras y de letras.

2. Fluida, matizada, líneas lig. ondulantes, inclina­ción oscilante.

3. Clara, simplificada, pequeña, armónica.

4. Ascendente, ligado-combinada, mayúsc. ligadas.

5. Perfiles ligeros, "divaricata", semiangulosa.

6. Margen izquierdo progresivo. Puntuación en forma de acento, a veces elevada.

7. Algún final caído y "jambas" algo trémulas.

 

(La precedente valoración gráfica se basa en la mues­tra que presentamos, así como en otros manuscritos estudiados).

 

 

ENLACES ICG

 

Programas de Estudios:  http://www.grafologiauniversitaria.com/masters.htm

Artículos y material de los Directores:  http://www.grafoanalisis.com/vinals&puente.htm

Líneas de Investigación: http://grafologiauniversitaria.com/grupos_investigacion.htm

Manuales universitarios: http://grafologiauniversitaria.com/libros%20celdas.htm

Blogs: http://www.grafoanalisis.com/icg-blogs.htm

TV – Videos: http://www.grafoanalisis.com/icg-Tv-video.htm

TVE la 2, Caso Anna Permanyer:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/ciencia-forense/ciencia-forense-caso-permanyer/3416120/

Radio - Audio ICG:  http://www.grafoanalisis.com/icg-radio.htm

Noticias :  http://grafologiauniversitaria.com/NOTICIAS_ICG.htm

http://www.grafoanalisis.com/NOTICIAS_AGC.htm

Referencias en prensa:

http://www.grafoanalisis.com/icg-prensa-referencias.htm

ICG Revistas: http://www.grafoanalisis.com/ICG_REVISTA_ELECTRONICA.htm

ICG Información:  http://www.grafoanalisis.com/ICG_presentacion.htm

http://www.grafoanalisis.com/ICG_calidad_investigacion.htm

ICG: Vínculos  http://www.grafologiauniversitaria.com/

http://www.cienciasforensesuab.com/

http://www.policiacientifica.org/

Facebook: http://www.grafoanalisis.com/icg-facebook.htm

www.grafoanalisis.com

volver al Inicio