Agrupación de Grafoanalistas Consultivos 
Asociación Profesional constituida el 10 de Diciembre del 1984, al amparo de la ley 19/77.

 

 

JOSEPH  SEILER

 

Prof. JOSEPH  SEILER

 

Nacido el 29 de julio de 1917 en la población de Wohlenschwil cerca de Baden (Suiza). 

Ha contribuido a la difusión de la grafología alemana en los países latinos, y se le considera  el mayor experto a nivel mundial en Historiografía de la Grafología.

 

 

Estudios Académicos

 

 1929 a 1937.-   Educación Física en Fribourg y Francia.

 

 1937 a 1947.-   Filosofía y Teología

 

 1953 a 1955.-   Diplomado en Psicopedagogía por la Universidad de Fribourg

 

 

 

Actividad Profesional

 

 

Desde 1932.-  Ejerce la radiestesia

 

1944 a 1947.-  Docente en el Internado de Bertigny  (Fribourg)

 

1947 a 1953.-  Actividades pastorales y misioneras

 

1955 a 1968.-  Docente del Colegio Sant Joseph en  Matran  (Fribourg)

 

Desde 1967.-   Director de un curso de Grafología en la Universidad de Fribourg

 

 

                 

Méritos y Reconocimientos

 

 

Presidente de Honor del Séminaire Romand de Graphologie.

 

Miembro de Honor de la Société Suisse de Graphologie

 

Miembro de Honor del Groupement des Graphologes-Conseils de France

 

Presidente de Honor de la Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España

 

 

 

Producción Científica

 

 

Articulista  en diversas  publicaciones especializadas: “La Graphologie”, “Graphologische Schriftenreihe”, “Graphologisches Spektrum”, Zeitschrift für Menschenkunde”, “Boletín de la Agrupación de Grafoanalistas Consultivos”

 

 

Autor de tres volúmenes sobre la Historia de la Grafología:

 

De Lavater à Michon. Essaie sur l’histoire de la Graphologie. Vol III, Ed. Electrónica: www.grafologiauniversitaria.com  2010

 

De Lavater à Michon. Essaie sur l’histoire de la Graphologie. Vol II, Saint-Paul Fribourg, Suisse, Editions Universitaires Fribourg,  2000

 

De Lavater à Michon. Essaie sur l’histoire de la Graphologie. Vol I, Saint-Paul Fribourg, Suisse, Editions Universitaires Fribourg, 1995

 

 

 

Blog Personal

 

In Memoriam: Joseph Seiler
 

 

 

                                                                      DE LAVATER A MICHON

 

 

Essai sur l'histoire de la Graphologie (Vol. II), 602 pgs.

Joseph Seiler

Editions Universitaires Fribourg, Suisse, 2000

 

 

Jaime Tutusaus Lóvez

Profesor del Programa de  Peritaje Grafopsicológico,

Escola de Postgrau, Universitat Autònoma de Barcelona

 

 

El primer tomo del padre Seiler fue dedicado mayormente a J. Caspar Lavater que fue el que primeramente escribió un capítulo titulado "Charakter der Handschrift" en su voluminosa obra "Physiognomische Fragmente”, dando así pie a ejercer una gran influencia durante dos siglos a varias personas tales como los abates Martín, Flandrin, etc. quienes a su vez  ejercieron decisivamente una gran influencia sobre el abate J. H. Michon, considerado el padre de la grafología. Para Lavater la escritura no es tan solo una fisonomía, sino un lenguaje de acción, especialmente de su marcha. El P. Seiler escribió, pues, un magnífico y colosal volumen fruto de un trabajo enciclopédico sobre el máximo exponente de los precursores de la grafología como es el caso del teólogo, escritor y poeta Lavater.

 

Este segundo tomo es tan voluminoso como el anterior y encierra una exhaustiva investigación bibliográfica y documental de la extensión del interés en diversos países acerca el examen de la escritura individual. El P. Seiler relata hechos y datos acerca de todos los personajes que directa o indirectamente han intervenido en el origen y descubrimiento de la grafología. Su trabajo ha sido paciente, escrupuloso y extenso, a pesar de lo delicado de su salud. Es, sin duda, una obra definitiva difícilmente superable, principalmente si se tiene en cuenta la posible aparición de un tercer volumen en preparación. Deseamos vivamente al P. Seiler que pueda llevar a término y alcanzar la cima de su ambiciosa obra en la que seguramente comentará las últimas obras de J. H. Michon, como son  el Sistema y  Método de Grafología y su examen crítico y valorativo.

 

En su libro (vol. II) se exponen las diferentes hipótesis acerca de la autoría del "L'Art de juger de l'esprit et du caractère des hommes et des femmes, sur leur écriture". Este volumen conduce al lector a Einsiedeln, Berlín y Leipzig y se concreta en los precursores de la grafología: Adolph Henze, Alexandre de Humboldt y J. C. Grohmann. Desde el área alemana pasa a la área francófona: L. J. Moreau, Baudelaire, G. Sand, Custine, Balzac, etc., así como a otros muchos "candidatos" a descubridor de la grafología....

 

El autor dedica muchas páginas a los temas y los personajes aludidos, así como a Adolph Henze, autor de la "Chirogrammatomantie", a quien le dedica capítulos enteros. 

 

La mitad de la obra que reseñamos dedica su segunda parte (más de 300 pags.) a Jean-Hippolyte Michon (21.11.1806 a 08.05.1881). Relata toda la vida y pasiones de tan polifacético clérigo, dando preferencia al examen crítico de su  obra "Les mystères de l'Ecriture", su primera obra, que da lugar a la grafología con cierta medida de sistematización, si bien esta obra se editó en un plazo de tiempo muy apresurado debido al quiromántico y astrólogo Adolphe Desbarrolles, quien prologó la obra en forma harto desagradable para Michon que no deseaba "contaminación" alguna para "su ciencia".

 

Seiler relata pormenorizadamente la vida y actos de Michon, y, a continuación, recogemos un esbozo del vasto acopio de datos históricos que expone  en esta obra para dar una idea del pensamiento de tan inquieto personaje.

 

Michon fundó una congregación religiosa de mujeres cuya tarea principal sería la de consagrarse a la visita de enfermos y a la enseñanza de niños de las clases más menesterosas. Creó, asimismo, una sociedad para la especialización universitaria sobre Lavater, la cual fue liquidada 10 años después con una montaña de deudas, las cuales atendió como pudo con mucho pundonor y amor propio, y aún pudo comprar el "castillo" de Baignes-Sainte-Radegonde (Charente) que fue su residencia habitual.

 

Michon también se lanzó a la política y a la lucha en el terreno social, declarándose favorable al impuesto progresivo; por un lado se alineó con la aristocracia, y, por otro, no pudo conquistar a las clases populares. También viajó a Siria y Palestina con el arqueólogo Louis-Félicien-Joseph Caignart de Saulcy (1807-1880) y escribió un folleto "ecumenista" titulado "Nueva solución a la cuestión de los Santos Lugares". En su optimismo rayano en la utopía esperaba ver el día en que la Iglesia, despojada de sus formas medievales, volviera a sus orígenes para ir al encuentro de un mundo moderno; ni el irenismo ni el modernismo de Michon hallaron demasiada comprensión.

 

En 1851 fue a París para poner los fundamentos de una empresa periodística, pues Michon tenía, además, vena de escritor, su obra total consta, por lo menos de unos 60 libros. Michon era partidario de la fe en el progreso, la libertad y la justicia;  ideales que junto a la idea de separación Iglesia-estado  y el establecimiento del papado en Jerusalén encendieron las iras de sus superiores sin llegar a excomulgarle.

 

En 1857/58 publicó un folleto sobre la importancia de las ideas galicanas (no infalibilidad papal) y "La revolución de la clerecía". Reclamó la democratización de las instituciones de la Iglesia mediante la elección de los obispos por los fieles.

 

Durante 1862 Michon escribió "El Maldito" a modo de autobiografía novelada en tres volúmenes como resultado o consecuencia de que Roma "maldijo" su libro sobre la renovación de la Iglesia. También "El Maldito" pasó al índice de los libros prohibidos. En esta autobiografía  Michon aparece representado por el personaje Julio: vehemente, ardiente, emprendedor y pasional.

 

Michon nunca dudó de la Providencia; en 1878 hablaba de la grafología como de un recurso providencial y de un medio extraordinario para contribuir al bien y poner en guardia contra el mal.

 

El abad J. Flandrin era uno de los profesores de la escuela de Thibaudières (1832) de la que fue director Michon y conoció lo desconocido: los signos escasos y las nociones incompletas respecto a la escritura.

 

A tal efecto su biógrafa Emilie de Vars provee la siguiente información: "Estos signos fueron el punto de partida de Michon para llegar a formular la ciencia. Le faltaba descubrir los signos que faltaban, combinarlos y establecer grupos y clasificaciones. En una palabra, hacer lo que no había sido hecho nunca: un método científico basado en la experimentación".

 

A partir de 1871/1872 editó una revista bajo el neologismo de "La Grafología (revista de autógrafos y el arte de juzgar a los hombres según su escritura)". Tanto esta revista como la Sociedad Francesa de Grafología, aparecieron con todas las autorizaciones oficiales en 1886, aun cuando es cierto que la Sociedad y la revista ya existían desde algunos años antes.

 

Michon era consciente que "el corazón del hombre está lleno de contradicciones", así, por ejemplo, afirma que pueden cohabitar la tenacidad y la debilidad de carácter.

 

P. Seiler se pregunta, al hablar de Lavater y Michon, como personas muy entusiastas, ¿sin ese entusiasmo, la grafología sería lo que ha llegado a ser?.

 

En esta obra se hace un juicio crítico de la primera obra de Michon y, de consiguiente, de las posteriores. Michon da poca importancia a lo fisiológico al revés que Lavater. Con todo, Michon considera implícitamente que la forma nace del movimiento.

 

El P. Seiler ejerce un juicio crítico de la obra de Michon desde su óptica de grafólogo actual. En otras palabras, desde la "última" grafología, la de Müller y Enskat, a la que se refiere en muchas ocasiones.

 

Es extraordinario el esfuerzo que el P. Seiler ha efectuado, lo cual implica una dedicación de buena parte de sus energías y de su vida en escribir una obra tan enjundiosa sobre la historia de los orígenes de la grafología como tal. Nos sentimos agradecidos por sus desvelos y por la importancia que le ha dado a una ciencia menor, a veces denostada por muchos, lo cual demuestra el amor que siente por la ciencia grafológica. Su obra llena un aspecto importante que nadie más que él ha sido capaz de cubrir.

 

Le deseamos mucha salud y coraje para terminar su tercer tomo, el cual creemos que no debiera ser tan grueso y prolijo como los primeros, ya que puede centrarlos exclusivamente en las dos últimas obras del abate Michon.

 

BOLETÍN-AGC Nº 28, 1r SEMESTRE DE 2002

Agrupación de Grafoanalistas Consultivos de España.- asociación profesional de grafología miembro de pleno derecho de la ADEG
c. Aragón 156, principal - 08011  Barcelona (Spain) - Telf. (34) 93 452 12 28 - Fax (34) 93 323 24 71

 

   volver al Inicio